Archivos para mujeres

Cinismo, humor y malignidad

Posted in Dama del fuego, Secretos with tags , , , on 08/11/2010 by damadelfuego

Si quieren, llámenme maléfica. O pérfida, como gusten. En mi favor tan sólo diré que tengo el pragmatismo exacerbado, jajajajá!. Y es que me resulta francamente divertido ver que tambalean y caen aquellos que pasan por encima mío cuando, al hacerlo, me remuevo bajo sus pies. Qué le vamos a hacer, si yo no pongo las reglas del juego…? Ell@s las ponen… pero yo juego mejor! Muajajajajaaa!!

PD: Hoguera para quien no me quiera*.

 

*Vaaaaaale, no es así del toooooodo. Pero es que es tan bonito decirlooo…. ^^.

Situaciones absurdas

Posted in Dama del fuego, Secretos with tags , , , , , , , , , , on 22/02/2010 by damadelfuego

Entraba al edificio y el olor le recordaba a aquellas tardes en el colegio, después de las clases, cuando, hacía 15 años, iba a aprender inglés. El olor de la lejía, la frialdad del ambiente, la vida que se adivinaba dentro de las aulas, niños que hacían actividades extraescolares, que tenían ganas de saber más, como ella…

Cuántas horas esperando al coche que vendría a por ella.

Sentada en un banco veía pasar a los niños que salían de las clases hasta que, por fín, sus padres venían y la llevaban al gimnasio o a casa. Sí, las esperas no le gustaban nada, aunque a penas eran 5 ó 10 minutos, pero las clases le encantaban, y había niños de su edad!!

El olor de la lejía le recordaba a aquello: las esperas y los amigos. Los tiempos de su niñez. De una forma extraña era feliz aquellas tardes lluviosas.

Ahora, a muchos kilómetros de allí, atravesaba los pasillos y el patio en dirección, de nuevo, a la clase de inglés. Llena de ilusión. Aquello se parecía mucho a su infancia.

Sin embargo, después de subir las escaleras, tenía que atravesar aquella puerta. Aquellas malditas puertas blindadas, capaces de resistir los golpes por el empuje del viento.

Eran resistentes. Hacían un ruido terrible al chocar, pero no se rompían: su ventanita redonda tenía el cristal atravesado por una rejilla, blindado.

No se rompían.

Tampoco dejaban pasar el viento, aquellas pesadas puertas.  Ni el ruido.

Aquellas malditas puertas no dejaban pasar el ruido. No importaba que el viento rugiese o que los críos gritasen, no se oía nada a través de ellas: ni los gritos, ni las risas, ni las carcajadas, ni las bromas, ni las mofas, ni los piropos, ni las frases atrevidas, ni las confabulaciones, ni los gritos, ni los gritos pidiendo ayuda, ni las amenazas siniestramente divertidas, ni las réplicas que argumentaban a esas amenazas, ni los pensamientos que siempre concluían que aquello era absurdo, ni los gritos pidiendo auxilio…

Joder, con las malditas puertas!! ¿Por qué las tuvieron que colocar también en el instituto de aquí? ¿O acaso en todos los institutos???

Exactamente iguales. Pintadas del mismo color, gris. Gris feo, gris sucio. Gris inhumano. Gris imbécil: que se calla y silencia.

No dejaban pasar el ruido. Ni los gritos. Ni el fuerte viento. Ni la ayuda. Nada.

Como si fuese una membrana ligada al espacio-tiempo, empuja la puerta y la atraviesa. Se enfrenta y gana, pero se siente derrotada: su sangre ahora está unos grados más fría. ¿O será la corriente? No importa, sólo es una puerta.

El pasillo la reconforta. Entra a clase un poco más triste.

Hazlo por tí!

Posted in Amistad, Amor, Consejos, Dama del fuego, Mundo mejor, Secretos with tags , , , , , , , , , , , , , , on 30/10/2009 by damadelfuego

¿Será porque me acompaña Sabina?… ¿Será porque te he leído?…

¿Será porque ahora estoy sola?… ¿Será porque tienes razón?

Te miento?? … Te he dicho que soy feliz… ¿Lo soy o simplemente te lo digo para creermelo? (Eso me preguntas y me pregunto ahora yo) 

Jajaja, sí, lástima no haber nacido hombre. Quizás eso no asegurara que estuviese contigo, mi niña, jajajaja, pero es bonito que me lo digas. Por supuesto yo también te quiero. Sobre todo porque como tú dices: sin palabras, sin miradas, sin ni siquiera tenernos delante, sin nada, ya sabemos lo que piensa la otra 🙂 Qué sonrisa tan amarga esta. Creo que te miento, mi niña, pero sólo en un matiz:  No tengo tanta fe en conseguir esa libertad que tanto ansiamos (tú para mí, y yo para mí … y para TÍ!)

¿No te das cuenta, pequeña, que estamos igual? Estamos jodidas las dos! Jajaja. Pero aquí seguimos, verdad? Luchando, que no trabajando (  😉 esto va para el único 🙂) por adueñarnos de aquello que dicen que nos pertenece, pero que sabemos que lo tienen los demás en usufructo: nuestra vida.

Digo que no tengo fe, pero no hace falta que lo vea ahora : voy a esforzarme y lo veré cuando ocurra! Conseguiremos la libertad, seremos dueñas de nuestras vidas!

Algún día saldrás de esa situación,  mi niña, ya lo verás, no te rindas.

Venga! Que las dos podemos!

Levántate, dame la mano y corre!!

No hace falta que te diga que es mejor que no mires atrás. Esos esquemas no te sirven y ahora tienes que estar decidida.

Te paras… Coge aire y ¡vuelve a la carrera!

Ya sé que estás cansada! Pero no puedo verte consumiéndote en esa prisión!! Por favor, hazlo por mí, por tu niña. Hazlo por la única a la que acabas llamando con lo poco que acostumbras a llamar… Ay, mala mía! Mira que te cuesta contar con los demás…, siempre en tu mundo de sueños y agua… 🙂

Pero sabes que luego viene un viento helado y te arranca de cuajo de allí. 😦

Dame la mano, cógele a él y vete lejos de allí.

Es curioso cómo la vida nos da y nos quita las mismas cosas a las dos a la vez. Jajaja. ^^

Pero estamos de buenas, mi amor, así que aprovecha y no seas tonta: ponte las pilas y “trabaja” por tu bienestar! Deja de ver monstruos y mira a ese faro tuyo, tu “chico ojalá”, que yo haré lo mismo; pero no podré ser feliz mientras tú no lo seas. Lo sabes (claro que lo sabes), jajaja, sí, tú me dices lo mismo. Y yo te digo “no te preocupes por mí, estaré bien”. ´¡Cuánto nos mentimos por cuidarnos la una a la otra y así evitar “preocupar-nos”! 🙂 Quizás algún día te deje leer esto, pero ahora necesito que no te desconcentres conmigo 😛

Buenas noches, mi niña. Deja eso que estás haciendo y acuéstate: mañana tienes que levantarte y ponerte a estudiar! Hazlo por tí y si no, hazlo por mí que quiero que estés bien… Te quiero. Yo voy a estar bien. Esta vez es verdad 😉

————————-

Y ya ves, después de terminar este papel-post, me doy cuenta de que he ganado muchas otras batallas esta noche: porque lo que podía haber sido tristeza ha sido esperanza y alegría; porque la soledad (porque no había nadie más XD) no ha sido ni hundimiento ni evasión, sino tranquilidad, pintura y reflexión… Y música y baile, jajaja. Aquí sola hago estas cosas!

He ganado esta noche a los ruidos, a las puertas abiertas, al reflejo del espejo y a las corrientes de aire: he vencido al miedo esta noche… O simplemente he vencido la timidez de una victoria pasada. Soy feliz, o si tú lo prefieres, casi feliz, y estoy disfrutando de la victoria: he puesto por segunda vez el mismo disco de Sabina. Hasta a él lo he vencido (Sabina a veces me hunde); hasta el recuerdo del “demonio” cantándomelo lo he vencido (ya sabes de quién hablo).

Y como suele pasar, cuando le sonríes al miedo, desaparece. Y viene de no se sabe dónde un regalo que no te esperabas. Jajaja. Sí, esos son los mejores 😉 Y sí, son los resultados, que vienen con retraso aunque cuando te llegan sabes que te los ganaste hace tiempo y te llegan por no haberte rendido, por no hacer las cosas por los resultados, sino por los principios. En fín, no ha estado pero que nada mal.

… Y ahora llega una canción preciosa de Joaquinito. Voy a bailarla! 😉

(… lo malo de los besos es que crean adicción…)

Llueve sobre mojado

Posted in Amor, Dama del fuego, Ideales, Mundo mejor with tags , , , , , , , on 01/09/2009 by damadelfuego

Lo de las últimas horas ha sido significativo: pones la etiqueta de amor o de sexo y las visitas se disparan. Ya sabéis, quienes queráis hacer publicidad, estas palabras siguen teniendo gancho. :S Por una parte me hace gracia y por otra me entristece.

Ahora voy a hacer sobreinterpretaciones, aviso.

Me hace gracia, porque resulta fascinante conocer lo que piensa la gente, qué le mueve. Y sea lo que sea que descubra, el hecho de conocer mejor la mente humana es una delicia.

Pero me entristece pensar que la gente busca amor y sexo. ¿El mundo carece de amor? Me parece que sí. Y el sexo, ¿es realmente sexo lo que busca álguien cuando escribe sexo? Comparemos: cuando buscas dormir, muchas veces no es por sueño sino por cansancio, por tanto realmente lo que buscas es descansar. Por tanto acudes al dormir porque sabes que es casi una garantía de descanso.

A eso me refiero con el sexo.

Cuando la gente busca sexo, ¿realmente siempre tiene la necesidad fisiológica de tener sexo? (porque yo creo que no es sólo mental, hay una parte física, fisiológica que “pide” sexo, por tanto, no creo en los beneficios de la castidad, al contrario, me parece contraproducente para la salud tanto física como psíquica de la persona.)

Entonces si parece claro que aunque sea un porcenetaje del 1% de las veces, sí existe ese porcentaje de que no se necesita ni física ni psíquicamente el sexo, entonces, ¿qué se busca ese 1% de las veces?

Personalmente creo que he tirado muuuy por lo bajo en el porcentaje. Y respondería que lo que se busca son las siguientes cosas, solas o combinadas de diferentes maneras: cariño, autoaceptación de uno mismo a muchos niveles, realización en la vida, deporte divertido (por qué no??), sentirse joven y dentro del “mercado”, amor, liberar la rabia, deshacerse de la frustración provocada por lo que sea (vida familiar, laboral, sentimental…) , placer como diversión, matar el aburrimiento, llenar los silencios, conseguir un buen puesto de trabajo, aprobar una asignatura, una herencia, perder peso, poder estar con quien de otra manera no estaría con nosotros, disimular la propia homosexualidad, venganza, dominación…

Uff, me acabo de poner fatal!! Este último motivo es de los que haría que en estos momentos dejara de escribir.

(Estoy respirando hondo…)

Va, que conste que estoy haciendo un esfuerzo por no “autocensurarme” como álguien comentó.

Está bien. Pues sí, señores, esto es así. Creo firmemente que cuando la gente busca sexo (para verlo, practicarlo, leerlo, imaginarlo, etc.) a veces tiene detrás otro motivo, el verdadero, aunque ni siquiera ell@s mism@s lo sepan.

Si me he tenido que parar ha sido porque yo viví en carne propia  y por cuenta ajena algunos motivos de ese 1% de casos. No digo que a ese grupo de chicos no les hiciese falta calmar las hormonas, pero algo más tenía que estar mal en su cabeza para pasarse de esa manera.

Te cagan la vida y a nadie le importa. Es más, hay muchas vidas bien jodidas o sencillamente eliminadas y ¿quién se hace cargo?

No sabéis la tristeza que me da cuando en las noticias sale una lesión que encima no es ni grave (con lo cual no hay grandes pérdidas de dinero (asqueroso mal) para los socios) de un jugador de fútbol. Como si no hubiese cosas más importantes. ¿A cuántas personas les han fastidiado la vida y no se le da la más mínima importancia? ¿Cuánta gente muere cada día y ni siquiera pueden aportar conciencia  a  la sociedad porque las causas de su muerte no son retransmitidas como las de las estrellas del deporte? ¿Por qué hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda en cuanto a la información? ¿Quién coño elige las noticias y los medios dedicados a ellas? Es repulsivo.

Cada vez me siento más en contra de tantas cosas y existen más causas por las que actuar. Y ya véis, me he cambiado de tema, pero es que lo verdaderamente difícil es no VER los problemas cuando hay tantos. ¿Cómo entonces puede haber gente que duerma tranquila cuando en sus manos tienen tantas herramientas para cambiarlo todo?

Bueno, volviendo al tema del principio y para dar un poco de coherencia, saquemos conclusiones de todo lo expuesto: Falta amor, mucho amor, como decía Maná. No es sexo todo lo que reluce. Detrás de estas dos carencias se encuentran problemas muy grandes, pero que nacen de pequeños detalles. Si cada uno fuese capaz de intentar ver qué esconde en sus carencias, podría ir arreglando no sólo su propio problema, sino que allanaría el camino a las personas que conviven con él, ayudaría a las personas que nunca violará por culpa de frustraciones no diagnosticadas, el mundo se volvería un lugar mucho más fácil de vivir y sería mucho más descarado cualquier acto que ahora pasa camuflado entre tanta mierda, porque esta lo tapa. Así, cada persona deshonesta sería en seguida descubierta y la vergüenza que esa misma persona sentiría, le impediría volver a pensar siquiera en hacer esas cosas otra vez.

Para ello hace falta también perdón.

Por si a álguien le interesa, los perdoné, aún habiéndome fastidiado bastante y dejado secuelas en mi mente hasta día de hoy.

¿Tan difícil les resulta a otros perdonar ofensas que no son siquiera directas? ¿Que no son siquiera ofensas, sino diferencias que deberían considerarse riqueza cultural?

Hasta de las experiencias sin senstido ni razón de ser se puede sacar algo en claro.

Lo malo para los que están dando el callo es que llueve sobre mojado.