Sigo viva

Me gustaría poder contar otra cosa, pero lo cierto es que estoy tristísima, malhumorada y que no tengo mucho que aportar. Llevo varios días por los suelos y encima las personas que más se preocupan por mí son las que peor lo pasan, con lo cual tampoco es que me sienta muy bien 😦

Estoy intentando aguantar hasta finales de abril para ver qué me dice la médica. No espero grandes sorpresas, sólo pediría que me dijese que en poco tiempo volveré a estar bien. Es verdaderamente frustrante. Me está costando un esfuerzo enorme mantenerme en contacto con la gente, porque, si soy sincera, no me apetece hablar con nadie. Intento darle la espalda al malestar, ilusionarme con cosas nuevas, pero para qué nos vamos a engañar? Estoy derrotista y me doy asco a mí misma.

El otro día me pasó algo que me hundió. Fue la cosa más tonta del mundo (vamos a ver si analizándolo lo consigo ver de otro modo menos penoso):

Charlaba con un amigo y él intentaba darme consejos para que me sintiese bien. Me decía, a ver, deja de pensar en (una cosa) y piensa en tí, piensa en tu vida: ¿Qué te apetece hacer?

-¿Cómo que qué me apetece hacer? No sé.

-Sí mujer, ¿qué te gustaría hacer?

-Es que no lo sé. Realmente no sé qué me gusta hacer ya que hace tiempo que no elijo qué quiero hacer. Me apetece hacer lo que “tengo que hacer”.

-Coño! ¿Quieres dejar de pensar en los demás?

-No sé.

-Pues ya sabes. Averígualo: ¿Qué te gustaría hacer?

Recuerdo que una vez salí de una película en el cine. Llevábamos 10 minutos viéndola y yo había tenido suficiente. La había elegido el grupo, la mayoría. Yo no había votado por esa. No obstante la intenté ver con ganas pero mi estómago estaba sensible ese día.

La cuestión es que éramos un grupo grande y yo me había sentado junto a un chico que también se estaba poniendo verde, teníamos el estómago del revés.

Así que por alguna extraña razón se juntaron los planetas. ¿Nos vamos?, nos dijimos. Y así hicimos. El resto del grupo se quedó un poco pillado cuando se lo dijimos, pero era bastante comprensible. Lo mejor quizás fuese que ese día no me importó hacer lo que me apetecía.

En la sala de al lado estaban proyectando una peli juvenil de fantasía. Le explicamos al chico de las entradas y no puso pegas. Así que entramos, vimos la peli y sentimos que había sido una decisión acertada.

Al salir el grupo tenía la cara descompuesta y estaban histéricos de los sustos de la peli. Este chico y yo estábamos en armonía con el universo y experimentando la ansiada paz. De manera que nos pusimos a charlar con los otros y ver qué tal les había ido y contamos nuestra historia. Al final comprobé que todo el miedo que había tenido de hacer algo que pudiese molestar al grupo, en realidad no tenía por qué ser, cuando haces las cosas por una razón y con el respeto a los demás.

Ese día experimenté una sensación que no había sentido en muchísimo tiempo: la libertad.

El haber elegido lo que “a mí” me apetecía, el haber escuchado por una vez lo que el ánimo me pedía me hizo sentir tremendamente feliz y a la vez triste de haber visto durante cuánto tiempo me había postrado a la voluntad de una persona. (Estúpida yo).

Así que desde ese momento he intentado saber qué cosas quería hacer, incluso llegué a empezar una lista con cosas como: quiero terminar la carrera, quiero aprender inglés, quiero encontrar un trabajo, etc.

Pero a la hora de la verdad siento vergüenza ante mí misma de escribir en esa lista cosas que no sean “de provecho”, sino que tengan que ver con el ocio, ya que siempre acabo considerándolas supérfluas y ridículas. Incluso cuando fantaseo con el hecho de hacer otra carrera, de empezar desde cero, aplasto mis sueños poniendo algo más razonable encima.

Me pregunto si algún día seré capaz de enfrentarme a mí misma y arriesgarlo todo para conseguir hacer lo que de verdad me gusta. Si tendré el valor de decir “esto quiero y no me importan los demás”, como el día de la película.

Me siento patética.

Anuncios

9 comentarios to “Sigo viva”

  1. Irene Says:

    Mucho ánimo guapísima. A veces lo “razonable” y “provechoso” no siempre es lo más importante. Para poder discernirlo tienes que planteártelo seriamente y sin miedo a parecer patética.
    Yo siempre he tenido una máxima que procuro cumplir: “nunca te arrepientas de lo que hiciste, arrepiéntete de aquello que nunca llegaste a hacer”.
    Tienes que tener valor para tomar decisiones, para pensar en lo que realmente quieres, aunque pueda parecer irracional. Sí, ya sé que es muy fácil decirlo, pero la experiencia me ha enseñado que tienes que escucharte a tí misma, saber lo que quieres y, si no lo sabes, probar hasta encontrarlo. Sólo tienes esta vida, y cuando mires atrás dentro de unos años tienes que poder decir “yo hice esto” con una sonrisa de satisfacción en la cara. Eso por supuesto no hará que evites las equivocaciones, los errores, etc, pero esos también te ayudarán a ser más fuerte, encontrar tu camino y crecer como persona.
    Te quiero un montón, guapa, decidas lo que decidas procura que sea aquello que realmente quieres. Escúchate a tí misma, solo a tí y a nadie más.
    Un beso enorme.

  2. kamechan Says:

    Totalmente de acuerdo con Irene estoy (jeje, y lo digo al estilo Yoda, XD).

    Recomendación musical: “Listen to your heart”, de Roxette.

    ¡Millones de besitos, guapísima! ^^ XD o0o0o

  3. Yishana Says:

    Uola wapisima!! com bé diu la meua twin, no has de tenir por a enfrentar-te a les coses… ni a prendre decisions… has de ser valenta i així, quan miris enrera en el temps, puguis dir: jo volia fer tal cosa, potser no ha sortit tal qual ho volia, pero collons! ho he intentat!!! m’he enfrontat!! ho he probat!! potser m’he equivocat, però si no ho feia, em quedava amb en el neguit de “i si…”
    No sempre es fàcil trobar el camí de cadascú… fa por equivocar-se… a vegades li donem massa importància a allò que pugui opinar la resta del món… però coi, els amics i la familia hi som allà tan sortis triomfal com si surts perdedora… no estàs sola… decideixis el que decideixis, metres sigui el que realment vols decidir tu, per tu mateixa i no pensant sempre en la resta del món, estarà ben decidit… a vegades em de treure una mica de egoisme interior i mimar-nos a nosaltres mateixos… si sempre mirem per la resta, i mai pero nosaltres, arriba un moment en que ens trobem perduts i amb la sensació de buit, perque no ens sentim realitzats… així que ànims wapisima!!! no tinguis por a caminar el teu propi camí… no paris mai de somiar… i que ningú apagui la teua veu… petonets d’una elfa bruixeta que t’estime molt!!!!

  4. damadelfuego Says:

    Muchísimas gracias por tu apoyo, Irene! Han sido unas palabras muy reconfortantes y puede que no te lo creas pero en este aspecto más de una vez he pensado en tí, en tu forma de hacer las cosas y las decisiones que te han llevado a vivir la vida como la vives. Espero poder hablar más del tema contigo 🙂 Gracias!

    Gracias, Kamechan! Puede que algún día me decida a hacer esa segunda carrera y quién sabe si montaré el negocio(s) de mis sueños. Sé a día de hoy, que necesitaré rodearme de lo mejorcito que hay por ahí para poder conseguirlo: es una suerte que exista gente tan valiosa como tú, o0o0o.

    Elfa guapa, gràcies! Són frases valentes, d’una persona que s’enfronta als problemes amb una sonrisa impresa en la cara, bons consells, per tant. Intentaré estar a l’altura de la vida. Veurem qué ens depara el futur 🙂

    Vos vull moltíssim als tres! Gràcies per tot!! Muaks!!

  5. kamechan Says:

    Y por si fueran pocos, más ánimos de parte de esta tortuga rockera que te quiere tanto, XD ^^

  6. titahellen Says:

    Muchas veces hacemos cosas porque no queremos que los demás se sientan mal, les consolamos, les censuramos partes de la realidad, les protegemos y sobre todo, les negamos un derecho: el derecho de sentirse mal. Pensamos que sentirse mal es un proceso que hay que evitar, y lo que no entendemos es que del proceso de sentirse bien y de sentirse mal hay que evitar la cronificacion de ellos, es decir, que sean perpetuos, puesto que lo malo no es saltar de uno a otro, sino que sean estados perpetuos.

    Sentirse mal es parte del proceso de sentirse bien. Una persona no disfruta 100% de las alegrias sin valorar lo que es la tristeza, el blanco sin valorar lo negro, la luz de la oscuridad.

    De esta saldrás, verás como si.

    Si te sirve de consuelo, no creo que nadie sepa a ciencia cierta qué desea realmente. La mayoria solo vamos descartando lo que absolutamente no queremos. Y eso a veces, en sí, es un mundo.

    Muchos ánimos y un abrazo guapisisisisima

  7. damadelfuego Says:

    Sí XD, que es gasten o0o0o. Kame, de nou, gràcies pels ànims 🙂 TVM tortugueta rockera!! Muaks!!

    Hola guapa! … Mi tita ^^!! Pues hoy mismo le estaba dando vueltas a esto. Nos perdemos una parte de la realidad importante con tal de no sufrir o hacer sufrir y con ello no ganamos nada porque lo que creamos es más sufrimiento. No sé si coincides con esto pero yo con lo que has escrito coincido 100%. Es un alivio coincidir 🙂 … Y más cuando te tengo por una persona sensata, XD. Fuera coñas, me gusta cómo piensas.
    Gracias por los ánimos y por mostrarme que al menos esto no significa que sea un desastre, sino que la mente humana es así ^^.
    Un beso y un abrazo muy GRANDE!!

  8. titahellen Says:

    Guapisisisisima!

    Completamente de acuerdo, hay matrimonios que se rompen porque una personaj pide y pide y el otro se amolda a su idea, en constante aprobacion del otro y asi no se puede vivir. La vida tiene dos lados y vivir en uno solo no es bueno.

    Pues claro, si es que el problema es que eres madura emocionalmente y ves que no encajas en lo que nos venden que tenemos que ser, cosa que deberiamos notar todos, y muchas veces nos sentimos mal con nosotros y con los demás por no ser asi cuando en eso no encaja nadie… de ahi las frustraciones y las tristezas mayores.

    Uno debe ser como quiere, con sus dias buenos y malos, aprender de todo y disfrutar. Qué eres rara? Bueno! Pero uno de los significados de raro es extraordinario y ser extraordinario es guay!

    Eres una chica extraordinaria! Un besazo enorme y mucha fuerza guapa!

  9. damadelfuego Says:

    Gracias otra vez 😉 Y más besitos, que eso de darse cuenta que hay tanta gente que vale tanto en el mundo hay que celebrarlo :D!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: