Maneras de morir

Cuando creé este blog se me pasó por la mente la idea de difundir maneras de suicidarse, así estructuradito y todo, en una tabla con sus ventajas y desventajas: muerte rápida, lenta, indolora, con tiempo determinado, sin tiempo específico para el “fin”, que dejase restos o sin ellos (cadáver bonito considerando el impacto visual de los familiares…), con posible intimidad o inevitablemente con testigos, fáciles de ejecutar para que sólo hagan falta unos segundos de valor y que luego el arrepentimiento no interrumpa el proceso, o al contrario, para los “falsos suicidas” maneras de llamar la atención realmente poco efectivas para el susodicho ya que se necesita de mucha decisión para llevarlas a cabo y tienen muchas posibilidades de “distracción” que nos alejen de la concentración, etc. Venenos, productos tóxicos y demás para concretar la causa de muerte que uno “desee”.

Pero he ahí la cuestión. El deseo. En mi caso le llamo “deseo prohibido” o “tentación prohibida”, ya que uno puede “dejarse caer” en tentaciones como saltarse una dieta, pero en esto no puedes dejar de hacer frente al deseo ni una sola vez… jeje, lógico.

En fín, que ahora la que está hablando es Jekyll, que se ha colado en el blog de Hyde (que se joda Hyde) e inevitablemente se ha puesto a trabajar para contrarrestar los actos de Hyde. Así que, en primer lugar voy a escribir algo que puede que luego mi versión oscura, Hyde, se salte: no voy a facilitar el listado tan preciado, aún sabiendo que cuando un@ se encuentra con la necesidad lo agradece, agradece conocer más acerca de su “deseo”.

Pero como soy un pelín mala, pues nada, voy a dejar de lado mi coherencia en este asunto (lo siento chavales) para otro momento: aquél en el que llegue Hyde con ganas de escribir y se encuentre con que se ha prohibido a sí misma escribir pistas al respecto.

Puede que así, con esta pequeña interferencia censora de Jekyll en el espacio propio de Hyde, Hyde resulte inofensiva pero quedándole la suficiente libertad para exteriorizar sus sentimientos y la parte más vergonzosa (o avergonzante, para que quede claro)  de mí misma.

Anuncios

4 comentarios to “Maneras de morir”

  1. kamechan Says:

    Hola Dama,

    Curioseando en este blog oscuro tuyo, he encontrado un par de posts que me han impactado mucho. Eso del deseo del suicidio es simplemente acojonante. Y además, al leer tu comentario en el que cuentas que estuviste a punto de casarte y él te dejó por otra (hay que ser imbécil para hacer eso así, de esa manera), creo empezar a atar algunos cabos sueltos y me voy haciendo una idea de aquello por lo que has pasado.

    Como ya te he dicho, creo que eres una persona cuando menos muy interesante (y eso que no he tenido el honor de conocerte personalmente todavía). Y por ello considero que no te mereces en absoluto ciertas cosas muy chungas que te deben de haber pasado. Prometo hacerte una selección de canciones para la reflexión. Quizás alguna sea algo negativa en cuanto a la letra, pero esa misma letra puede que te haga pensar en que realmente no vale la pena acabar con todo así, cuando aún tienes mucho tiempo por delante para encontrar la felicidad.

    Pero dejando esto pendiente por el momento (pero de verdad, te prometo ponerte una selección especialmente para ti, porque sí, porque te lo mereces), comentarte que el escribir es terapéutico (con lo cual creo que este blog oscuro te está yendo muy bien, y te animo a seguir con él), pero también resulta terapéutico el llorar y el reír. Alguna vez me he sentido como una mierda (así, de pronto, porque se me han acumulado muchas cosas a la vez, sin saber bien bien qué me afectaba tanto), y me he puesto a llorar a lágrima viva, encerrado en mi cuarto. Y eso me ha sentado genial, de verdad. Del mismo modo, como todos saben, reír es algo muy útil en determinadas ocasiones. Así que te animo a seguir con este blog, y además te recomiendo el llanto (o la risa desmesurada, si se tercia) como terapia individual.

    Hala, muchos abrazos y besotes, ¡y seguimos en contacto!

  2. damadelfuego Says:

    Buff! ¿Por dónde empezar? Por las gracias, eso lo primero porque es el sentimiento que me ha invadido al leer tu comentario. Gracias por todo, por los consejos, por preocuparte, por todo. He de decirte que pensaba, no sé, ideas mías, que habías leído ya mi parte oscura. No quiero engañar a nadie, ésta soy yo también. Soy yo cuando las cosas van demasiado mal, pero lo importante es que gracias a todo esto que me ha pasado y me ha destruido, he ido renaciendo cada vez, más fuerte, más madura y mejor. Algo así como el ave fénix. Por eso tampoco culpo a nadie por lo que me pasa: detrás de todo el horror que aquí puedas ver, hay una contrapartida fantástica, una especie de vacuna: cuando destruyen una parte de mí, otra más bella crece en otro lugar. En fín, no insisto con esto, son divagaciones.

    Lo que no me gustaría sería que nadie sufriera por mí, porque no, porque no quiero. Quiero que se alegren conmigo de que voy a mejor. Y que me consuelen y me riñan cuando vaya a peor porque me equivoco, pero que nadie lo pase mal. Voy a estar bien. Estoy bien, de hecho. O acaso no se nota que últimamente no he dicho barbaridades 😉 ? Es gracias a vosotros y, por qué no, en gran medida gracias a tí, que estoy mejor. Este espacio de maldad se está muriendo, Hyde pasa hasta de despertarse porque sabe que Jekyll está más fuerte que nunca. Me dáis mucha fuerza (vaya ahora me siento como un vampiro, qué ocurrencias!), me aportáis mogollón de energía y estoy encontrando gente que me entiende, que supongo que es lo que me pone peor: ver que mucha gente no termina de ver dentro de mí o simplemente no comparten mi visión de las cosas y prefieren llevarme la contra…
    Cambio de tema, que esto es un rollo. Me ha hecho mucha gracia que relacionases lo de mi novio con mi malestar, jejeje. Pues para ser justa te diré que mucha gente cuando se ha enterado de que lo pasé muy mal con la depre, pensaron que era a causa de que nuestra relación terminara. But no. Me siento super ufana cuando digo (y si lo digo es porque es la verdad) que cuando cortamos salí de la depresión XDDD. Precisamente él no me hizo ningún bien en el sentido de que me cortaba mucho las alas a la hora de hacer proyectos y planes. Soy una persona muy emprendedora y “echá pa’lante” y él no hacía más que mostrar disgusto ante esto y menospreciarme. Yo fui bastante tonta pensando que la cosa iba a mejorar y perdí casi ocho años de mi vida (desde los 15 hasta los 22) y no aproveché ni el 3% de todo lo que podría haber hecho en aquella época. Es algo verdaderamente lamentable. Pero por esa misma razón, sólo estuve chunga el primer mes cuando cortamos, que todavía no era capaz de ver las cosas con objetividad, pero luego dije, nena, este no va a volver…Bueno, ¿y para qué quieres que vuelva? Total, que empecé a hacer todo lo que había ido dejando aparcado y con tanto ímpetu que no me quedó tiempo nuevamente para mí (porque mis hobbies suelen tener que ver con ayudar a los demás) y recaí esta vez muy hondo. Ahí fue cuando tuve que reestructurar mi mente de nuevo para darme el lugar que me había negado, y aquí estoy, hablando de mí por los codos :S

    Volviendo a tí, que has escuchado con paciencia todo este trozo (qué valor!), quiero decirte que me alegro de haber encontrado un amigo como tú. Espero que nada haga que nos distanciemos, pero si así ocurriese, me gustaría que nos quedásemos con el buen sabor de boca de lo que nos hayamos ido aportando el uno al otro ^^, ¿vale? 😛

    En cuanto a las canciones, me encantan este tipo de regalos, y espero que mis palabras sean lo suficientemente locuaces para transmitir mi agradecimiento… no sólo por eso, sino por tu sincero apoyo (ya ves que he censurado el final por tu intimidad, pero si no estás de acuerdo, puedes darme las directrices en la edición del comentario –que me ha salido en la opción de tener que dar el aprobado, editarlo o borrarlo–).

    Para finalizar, lo de reír y llorar. Jejeje, pues ya verás si algún día me conocer en persona que hago ambas cosas y en cantidades industriales. Exteriorizo mis sentimientos bastante, circunstancia que ha hecho que la sinceridad sea en mí una obligación, pues en mi cara se puede leer cada cosa que siento. Para qué negarlo, me encanta! Intuyo que tú eres más reservado en este aspecto, ¿me equivoco? ¿O me estoy metiendo en un terreno demasiado íntimo? Disculpame, por favor, es que soy muy curiosa!!

    Un abrazo enorme!!

    PS: Y gracias por todo 😉

  3. kamechan Says:

    Bueno, yo también estoy seguro de haber conocido a alguien muy especial como lo eres tú. No me puedo extender mucho ahora, que tengo que dormir, pero en respuesta a tu pregunta, a mi se me nota a la legua si estoy bien o si estoy mal. Intento aguantar el llanto en público, pero a veces no lo logro, y a veces voy por la calle con expresión demasiado seria quizás, que parezco Terminator, pero los que me conocen saben que soy un mode happy casi constante. En fin, que intento ser reservado pero quien me conoce ve inmediatamente cómo estoy.

    Para nada es un terreno tan íntimo, y me hace gracia que me hagas esta pregunta. Tengo la sensación de poder responderte sin ningún tapujo. Respecto a mis datos de contacto, si los tienes tú ya me vale, no hace falta que los vean todos, XD. Que si los tienes y necesitas contactar “in private”, aquí me tienes. Desde luego, veo que todo va bien ahora, con lo cual me alegro por ti, simplemente ofrezco más apoyo si llegara a ser necesario. Es que a veces tengo esas reacciones, si alquien que me cae genial ha sufrido y podría sufrir, me inclino a evitarlo en la medida de lo posible. Y también estoy orgulloso de que hayas superado la crisis, como yo también superé mis dos minincrisis (la de hace un año y la de principios del 2009, como recordarás). Fíjate que soy plenamente consciente de la diferencia entre mis problemillas y lo que debiste pasar tú, pero eso no quita que me alegre por el hecho de que hayas salido del túnel por tí sola (como en su momento me alegré por mi mismo de salir por mi propio pie de mis pequeños bajones). En fin, que ya estoy escribiendo mucho y sigo necesitando el merecido descanso tras una jornada de trabajo. Mañana vuelvo a casa, qué bien, XD.

    Bona nit, wapa!!

  4. damadelfuego Says:

    Bona nit, dorm. Seguirem parlant, tinc les teues dades. No t’entretinc més, fins demà! Muah!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: